Teatro Nō

El Nō es un tipo de teatro lírico japonés que tuvo su apogeo en el siglo XVII. Procede de las danzas rituales de los templos, de los escritos budistas y de la poesía, mitología, danza y leyendas populares japonesas y chinas.

Es un drama aristocrático que sigue teniendo su público en la actualidad y se representa en un cadrilátero elevado y rodeado por dos lados de público. En uno de sus lados hay un balcón con un coro de diez cantantes y en el fondo un estrado para cuatro músicos. No hay telón de fondo y los decorados se reducen a cuatro postes con un tejado.



Hay dos actores principales acompañados en algunas escenas, vestidos con gran riqueza. El primer actor lleva máscara durante la danza que constituye el núcleo de la obra. Entre las cinco piezas que constituyen un programa dramático se intercalan interludios cómicos de carácter farsesco, representados con trajes corrientes, sin máscaras y con un lenguaje vivo y actualizado.

La temática de los dramas Nō es solemne y trágica, y siempre alude a algún tipo de redención usando el simbolismo aparente de alguna leyenda o hecho histórico; el lenguaje es muy elevado y abunda en arcaísmos. Un programa Nō contiene cinco piezas y cuatro farsas Kyogen y dura de cuatro a cinco horas.

El Nō es único por su lentitud, su gracia austera y el uso distintivo de máscaras, y representa un rasgo específico de la cultura japonesa, caracterizada por la búsqueda de la belleza en la sutileza y formalidad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar tu comentario! Un abrazo. Osvaldo.