Minas en Hawaii

Históricamente, la economía del pueblo de Iwaki (prefectura de Fukushima, unos 200 km. al norte de Tokio) había girado en torno a sus minas de carbón. Pero en la década de 1960, en la medida en que el petróleo se consolidaba como fuente de energía predominante, sobrevino la crisis y la empresa minera comenzó a despedir empleados.

Afortunadamente, algún directivo de la empresa tuvo una idea brillante para generar los puestos de trabajo que la mina no podía seguir proveyendo y así salvar al pueblo. La compañía desarrolló un plan para aprovechar las aguas termales que naturalmente se filtraban en las minas y desde siempre habían tenido que ser bombeadas para que se pudiera extraer el carbón. Así, un viejo problema se volvió solución a la crisis: se planeó un enorme complejo de hoteles, aguas termales, piletas de natación, spa, etc., un lugar dentro del cual siempre fuera verano –gracias a la humedad y el calor de las aguas termales- que atraería turistas hartos del frío extremo y seco de esa región de Japón. El sitio se construyó y fue llamado “Hawaii”.

La película japonesa “Hula Girls” (2006) es una multi-premiada comedia dramática basada en estos hechos, que se centra especialmente en cómo las hijas de los mineros, toscas y de poca gracia, fueron entrenadas para bailar el “hula” (la típica danza hawaiiana) en el complejo que entonces se estaba construyendo.

Allí estuvimos.









Habitación de hotel estilo ponja.




Simpático el nombre que le pusieron a la sala de convenciones del hotel.



¿Y las minas de carbón? Fueron clausuradas definitivamente en la década de 1970. Y también algo bueno quedó después del cierre: un museo muy popular que reproduce el ambiente de las minas y muestra –con las viejas máquinas, herramientas, maniquíes, etc.- cómo se vivió y se trabajó en ellas a lo largo de la historia.






Anduvimos también por un puerto pesquero de la zona y otros lugares de montaña.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar tu comentario! Un abrazo. Osvaldo.